El signo zodiacal Escorpio

Un Escorpio destaca claramente entre la multitud debido al magnetismo de su atractiva mirada. Esa mirada promete fuerte confianza en sí mismo y pasión fría. Él sabe exactamente qué es lo que quiere y posee una impresionante fuerza de voluntad y un carisma muy atrayente que en la mayoría de las ocasiones requiere de poca resistencia. Cada situación de peligro la lleva de manera valiente por su audacia, trata de combatir con el pensamiento a sus contemporáneos, sin duda con enorme respeto. También se podría argumentar que el temor y ansiedad le son conceptos completamente ajenos. En general Escorpio es considerado un solitario. Por consiguiente, se le trata con excesiva confidencialidad y verborrea. Mentiras piadosas u otra tretas, las capta rápidamente gracias a su infalible intuición criminalista. Le encanta todo misterio y no se da por vencido hasta que no se ha involucrado totalmente hasta la médula del asunto o problema. A sólo unos cuantos, contados con los dedos de la mano, les tiene confianza pero también les es fiel y leal hasta la muerte. Primero que nada hay que aprobar un difícil examen para ganar un nuevo y verdadero amigo, el que se ganará para el resto de la vida, en las buenas y en las malas. Dentro de todas sus cualidades, habita en él una gran alma. Bajo su apariencia fría se ocultan sentimientos apasionados y una profunda empatía emparejada con una carga completa de energía erótica, lo que impide cualquier enfriamiento.

Los comentarios están cerrados.