El signo zodiacal Géminis

La característica más marcada de una persona Géminis es su intensa curiosidad. No puede dejar pasar ningún quiosco sin supervisión y en la librería puede navegar horas por los estantes para satisface así su gran curiosidad. Para cualquier pregunta es recomendable consultar a un Géminis, ya que de su inmensa caja de conocimientos y experiencia tiene prácticamente la respuesta correcta a la mano. También se le puede describir, sin exageración, como una enciclopedia ambulante, porque toda su vida considera una obligación el cultivarse. No es raro que nativos de Géminis absuelvan varias profesiones en el transcurso de su vida. En todo lo que piensa, hace, desea o dice, rapidez y cambio tienen prioridad. Generalmente este nativo regido por el móvil Mercurio maneja varios asuntos paralelamente. Corre de una cita o otra, a las cuales llega tarde, donde la impuntualidad la considera como un pecadillo. ¿Él no tiene la culpa de que la vida tenga tanto que ofrecer? En este caso él es simplemente conmovedor e indefenso! Si le ha dejado plantado y pretende terminar la relación con él, tenga cuidado. Que le convencerá con un torrente de argumentos convincentes y les desarmará completamente con una sonrisa increíblemente encantadora. Su humor y su gracia natural son irresistibles, aún cuando ha cambiado su punto de vista por enésima vez. Las derrotas las toma Géminis de manera muy deportiva, ya que desde su punto de vista las cosas no son tan serias y para él significan: borrón y cuenta nueva, así deja atrás rápidamente esas malas experiencias de la vida. Su carácter tranquilo y despreocupado lo aleja de ser rencoroso, de lo contrario sus sentimientos en conjunto no son tan profundos como los de otros signos del zodiaco. En cuestiones de amor apenas se le puede poner la correa corta ya que no le interesa domesticarse.

Los comentarios están cerrados.