El signo zodiacal Leo

Leo es reconocido por su maravillosa postura y su cálido carisma con el que derrite témpanos. Se puede lastimar algunas extremidades durante su vida pero no ciertamente su orgullo. Su especial posición consiente y seguro, que en varias ocasiones le hacen lanzar alfombra roja y le rinden homenaje tal como a una estrella de cine. Está claro que a menudo tenga tendencias verdaderamente de estrella de cine, lo que le ocasiona conflicto con otras personas que no tienen nada que ver. Sin embargo este hijo del sol goza de una cualidad muy especial que incluso sus grandes envidiosos lo admiran en secreto. Es decir su capacidad para manejarse económicamente y alcanzar sus objetivos. Debido a su talento cautivador triunfa una y otra vez, es capaz de movilizar cualquier víctima, dispuesta a contribuir a alcanzar sus objetivos. Sin embargo a Leo se le experimenta muy tímido y sufriendo por temas de amor. Leo está enamorado del amor y posee un gran corazón, lo que lamentablemente es explotado a menudo. Prefiere la comodidad y el confort, lo que lo lleva a realizar mayores inversiones que las que finalmente su cuenta bancaria puede soportar. Lo que nunca podría perdonar, sería el hecho de pasar por encima de alguien. Su generosidad no se lo permite. Ser soberano significa todo para él, pequeñeces y tonterías le resultan repugnantes.

Los comentarios están cerrados.